Tlahtolli Macehualli: La Montaña y el Conocimiento

Read more of this story here from Comités de Defensa del Barrio by chantlaca.


Los Comites de Defensa del Barrio
Press Release

O'otham Jevedga, Territorios de las Naciones O'otham
Aztlan [Phoenix, Arizona]
Donde vive el espíritu de la verdad



La filosofía y las practicas adquiridas de los invasores limita nuestras opciones y nos ata de pies y manos para trabajar por el bien de nuestra familia, nuestro pueblo, nuestra cultura, nuestro propio bienestar como seres humanos. “Antes de subir montañas tienes que conocerte a ti mismo,” me dijo el anciano de la tradición como concejo ante alguien formado en el sistema escolar occidental impartido en Mexico y en Estados Unidos.
 

Y aun si llegas a los mas altos rangos académicos, politicos, culturales sigues desconociendo a ti mismo. Sigues enajenado de tu esencia como ser humano, no conoces el palpitar de la tierra, ignoras tu esencia ante los cuatro elementos, y si acaso llegas a interesarte lo haces como medio ambientalista sin conectarte con lo que verdaderamente eres, tierra, aire, fuego, y agua operando como un sistema ecológico completo dentro de ti pero conectado a la tierra al universo entero.




Estamos tan desconectados que millones de seres humanos piensan que sus problemas se resuelven en la siguiente elección, si solo escogen al politico que va luchar por sus intereses. En lugar de ver hacia adentro, buscan afuera de su ser para que alguien les ayude, los salve.
 

Y aun aquellos individuos, comunidades, o pueblos que conscientemente luchan por la auto determinación terminan imitando las tácticas del mismo opresor. Ejemplo claro es como pueblos indígenas en el mundo entero entran en periodos electorales donde independientemente si los encargados hacen bien o mal su trabajo tienen que ser remplazados porque así lo manda las leyes constitucionales del estado que los domina. Echan por el desfiladero la memoria, la experiencia, la tradición para llenar los requisitos del estado sin darse cuenta que se están auto exterminando por seguir recibiendo apoyo económico o simplemente por no tener que enfrentar las embestidas de gobiernos, partidos, o fuerzas militares que seguramente serán cuchileadas como perros rabiosos, contra ellos.



Las elecciones en todo el mundo, o sea la democracia, estilo estados unidos o europa están diseñadas para el control corporativo del estado. Independientemente de quien gane, las corporaciones tienen el control, puesto que son los que financian las campañas, pagan la publicidad, y diseñan el mensaje.
 

Nosotros solo somos los ilusos que seguimos pensando que nuestro voto hace la diferencia. Caso ejemplar es que Donald Trump perdió el voto popular pero gano la elección con el voto electoral. O sea, ni siquiera votamos por el presidente, votamos por una facción corporativa que ahora nos deporta masivamente para el bien corporativo de Exxon-Mobile, Wells Fargo, Chase Bank, etc.


Imaginen tener que desmantelar su equipo cada cuatro años y desechar la sabiduría de los mayores simplemente porque así lo manda el estado. Imaginen desmantelar a sus familias y elegir personas incapaces solo para abrir las puertas a las corporaciones mineras, agrícolas, petrolera para que destruyan tus montañas, tus ríos.

Imaginen abrirse al lavado de cerebro para elegir personas financiadas por el narco trafico para utilizar sus montañas y convertir a sus hijos en sicarios. Eso es lo que hacemos cuando ponemos nuestras esperanzas en un sistema electoral impuesto para penetrarnos y violarnos nuestra relación sagrada con la creación misma para el beneficio de un sistema ajeno a la humanidad misma.

Salvador Reza